Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
COALICIÓN CORED

LA HERENCIA

25 Agosto 2015 , Escrito por COALICIÓN CORED Etiquetado en #OPINIÓN

LA HERENCIA

LA HERENCIA

Por: Francisco Ela Abeme.

Cuando los guineanos y las guineanas examinamos una hipotética Guinea sin Obiang y su familia, siempre resaltamos la miseria material del país que vamos a heredar. No hay nada. Todo empieza bajo cerro.
Pero yo sostengo que, bien mirado, lo grave no es la penuria, las necesidades materiales. Contando con nuestros esquilmados recursos y nuestro capital humano, el triunfo sobre nuestro atávico y secular subdesarrollo sólo necesita de un breve espacio de tiempo de trabajo intensivo.
A mí la herencia de Obiang que más me preocupa, y, en la medida de mis posibilidades, me ocupa es la miseria espiritual. La mentalidad.
Fíjense que venimos arrastrando desde los albores del poder de los Ngema, desde aquel grito de guerra de Macías: " el embajador no es nadie", venimos arrastrando digo, la idea de que, en la Guinea de los Ngema, " nadie es nada".
Esta misma filosofía es la que le ha llevado a la sociedad guineana a creer que la persona vale según lo que tiene en el bolsillo, no lo que tiene en la cabeza.
Como consecuencia de todo esto, se le puede y se le hace ministro a un analfabeto integral o funcional, total, el ministro " no es nadie".
Esta situación se ha exacerbado con la institucionalización del pillaje. Se les ha dicho a nuestros jóvenes que lo importante es tener dinero, y si puede ser de la manera más fácil, mejor. Estudiar, no merece la pena: el médico, no es nadie, el abogado, no es nadie, el ingeniero, no es nadie, el albañil, no es nadie...
Claro, en una sociedad así, una sociedad en la que se condecora la estupidez, los ladrones se convierten en modelos, en el ejemplo a seguir.
Ésta es la sociedad que Obiang nos va a dejar en herencia. Una sociedad en la que es más importante construir Oyala, una macrociudad en la que ningún guineano podrá vivir por su bajo nivel de vida, que dotar a la ciudadanía de agua corriente y luz eléctrica en sus domicilios.
Una sociedad en la que no funcionan las escuelas, porque la ignorancia del Pueblo es el mejor aliado del poder de los zoquetes.
Una sociedad en la no funcionan los hospitales, porque ya tenemos nuestros curanderos.
Una sociedad en la que no se respeta a las personas mayores, porque ya son un estorbo, y no, como es nuestro caso, nuestras hemerotecas.
Una sociedad en la que no se siembra el futuro en nuestra infancia, porque nuestro Pueblo no tiene futuro.
No hay que olvidar que Guinea Ecuatorial nació el día tres de agosto de mil novecientos setenta y nueve, siglo pasado, y morirá el día que su Fundador estire la pata.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post