Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
COALICIÓN CORED

EL FUTURO QUE NOS ESPERA.

28 Noviembre 2015 , Escrito por COALICIÓN CORED Etiquetado en #OPINIÓN

EL FUTURO QUE NOS ESPERA.

EL FUTURO QUE NOS ESPERA

Me decía un joven dirigente político congoleño: "Amigo Elá, los congoleños tenemos un problema serio: mientras los demás pueblos se preparaban para el futuro, nosotros los congoleños bailábamos".
Hace poco, un sabio guineano, de estas personas que uno estaría días enteros escuchándoles, el Dr. Edú Mokuy, nos hacía, a los políticos guineanos, la siguiente pregunta: " ¿sabéis, realmente, el país que queréis gobernar?".
A veces nos reímos con el amigo Lenin Nguema, cuando, como si fuera una majadería, nos repite premonitoriamente lo de..."esto se nos ha ido de las manos ".
Está claro, al menos para mí, Obiang se porta con Guinea como esos maridos celosos y maltratadores: " o mía, o de nadie ". Y terminan matando a la mujer.
Es obvio que, cuando se quiere destruir a un pueblo, no tienes más que quemar a su juventud.
Obiang es incapaz de concebir una Guinea que no controle él bien directamente, bien a través de su hijo. Pero no para mejorarla, sino para dominarla y sacarle todo el jugo. Después de mí, el diluvio.
Bien, la historia de los Pueblos es una historia, fundamentalmente, de relevo generacional. ¿Alguien se ha parado a pensar cuántas generaciones hemos perdido en Guinea, desde que se instauró la dinastía de los Ngema?
El otro día elucubraba acerca de la Guinea que vamos a entregar a nuestras futuras generaciones. Hoy, amigos lectores, permitidme que pregunte por la juventud a la que le vamos a entregar la Guinea, esté como esté.
Me temo de que se trata de una juventud atrofiada, marchita, llena de odio, carente de honor y dignidad. Una juventud resentida, a la que se le ha obligado a idolatrar a los ladrones, a admirar a la ganga de la sociedad, a aborrecer el esfuerzo personal. Una juventud a la que se le ha enseñado a tener, atesorar, antes que saber.
Cómo enseñarle a esta juventud a amar el saber. Cómo decirla que la mejor herencia es lo que tienen en la cabeza, porque es lo que nadie les puede robar.
Cómo concienciarla de que van a heredar un país destruido. Y que la mayor destrucción no es la material, que ésta siempre tiene remedio: trabajar. La peor es la destrucción moral, espiritual, porque, para intentar remediarla, hay que echar mano de los valores que este régimen ha ido laminando, durante cuarenta y siete años: camaradería, amistad, estudio, trabajo, esfuerzo personal y colectivo, respeto a los demás, patriotismo, honor y dignidad.
La inmunda Dictadura no os ha dado ninguna oportunidad, pero no dejéis de albergar en vuestro fuero interno, porque estáis por encima de esta actuación arbitraria, la convicción de que seréis dignos herederos de una Guinea Ecuatorial democrática, desarrollada, culta y en paz.

Compartir este post

Repost 0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post